Viernes histórico Vol.2

Feliz fin de semana gente.

Arrancamos el Viernes, con la parte supuestamente cultural e histórica del ocio electrónico. El último día tocamos Tetris, clásico del que se cumplían ya 25 años.

Hoy me gustaría alejarme un poco del post del otro día y adentrarme en una leyenda que recorrió los salones recreativos a principios de los años 80. Un relato en parte cierto, en parte falso, pero que ha perdurado hasta nuestros días como una historia realmente inquietante. Seguro que muchos ya sabréis de qué estoy hablando. Se trata de una máquina recreativa bautizada como Polybius.

Corría el año 1981. Algunos videojuegos como Donkey Kong o Frogger comenzaban a destacar sobre la marea de títulos de carácter espacial, como por ejemplo Galaga, o Tempest, todos ellos lanzados al mercado en dicho año. Aun así, la tendencia bélica de los videojuegos y las recreativas seguía imperando en general, debido a la situación mundial.

También nacía Polybius, de mano de Ed Rotberg, creador del famoso Battlezone para Atari, que supuestamente trabajaba para la compañía alemana Sinneslöschen, que se tradujo como “Pérdida de los sentidos”. Quizá una pista en la historia de Polybius, o simplemente, una coincidencia.

En algunas versiones de la historia, la empresa alemana figura como una tapadera del gobierno, sosteniendo que incluso empleaban trabajadores para controlar los usos de la máquina, las reacciones, la colocación de las mismas. Otros aseguran que algunos de estos operarios utilizaban la recreativa para extraer información y que incluso modificaban las opciones de la máquina, para observar diferentes efectos.

Más allá van otras teorías o historias, en las que se cita a “hombres de negro” merodeando los alrededores de la susodicha recreativa (dueños de los salones afirman su existencia), mientras tomaban datos. También figuran datos como que Sinneslöschen era un nombre en clave de Atari y otro tipo de suposiciones que ya quedan muy fuera de lugar. Una de las más repetidas fue que Polybius fue un experimento de los Estados Unidos durante la Guerra Fría, para comprobar las posibilidades del control mental.

Obviando la empresa, los datos normalmente revelan que la primera o las primeras versiones de Polybius circularon en Portland, en el estado de Oregón, el mismo año del lanzamiento. Supuestamente se lanzaron solo siete máquinas en un principio. Uno de los hechos más significativos para declarar la historia como leyenda urbana sin fundamento, parte de la inexistencia de imágenes concluyentes en cuanto al juego. Cientos de fakes han circulado a lo largo de los años por Internet, simulando imágenes in-game o titles del juego, aunque si es cierto que existen imágenes del propio mueble, tampoco se les ha dado relevancia significativa, ya que cualquier manitas del Photoshop podría trucar una imagen estándar de una recreativa.

7

De esta forma, nunca se han establecido cuales eran los gráficos exactos de Polybius, ni que aspecto tenían los menús por ejemplo. Otra de las pruebas más representativas es que ni siquiera existe copia alguna de la Rom original del juego.

Sin embargo, existen múltiples testimonios de jugadores que probaron Polybius, y que describieron como era la máquina en cuestión, junto con sus gráficos.

Según las declaraciones, el mueble era bastante simple, de color negro y con el título del mismo juego en su parte superior, como es común. Como único elemento de control, poseía un joystick básico y para abrir fuego, un botón normal y corriente, cosa que tampoco era de extrañar en los videojuegos de la época.

Polybius gozaba de un aspecto similar a Tempest, en donde el jugador debía eliminar una serie de enemigos que se dispersaban por varios sectores dentro de una matriz tubular, alrededor de la pantalla. Digamos que Polybius, pertenecía al género de los matamarcianos estroboscópicos, juegos que se caracterizaban por una serie de gráficos vectoriales que generalmente se movían a gran velocidad y poseían un despliegue de luces bastante intenso.

Visto así, parece que la recreativa podría tratarse de un videojuego más. Por otro lado, no decían lo mismo sus jugadores, así como los supuestos síntomas que producía la recreativa, debido a su funcionamiento.

A lo largo de los años, se han constatado diferentes versiones de los efectos, tanto gráficos como sonoros, que podían verse u oírse. Seguramente la mayoría de ellos alimentados por la leyenda o quizá realmente incluidos en el título.

Se hablan de caras demoníacas al mirar indirectamente la pantalla, que desaparecían al mirar fijamente la misma. Mensajes subliminales que aparecían y desaparecían en milésimas de segundo, para algunos imposibles de leer, pero que otros descifraron como frases que decían “Kill Yourself” o similares. Sonidos de gritos, voces ininteligibles, quejidos, llantos… eran algunas de las coincidencias más típicas en los testimonios.

Todas estas suposiciones serían totalmente irrelevantes, incluso aun si fueran ciertas, en caso de que los jugadores no corriesen ningún peligro. Pero Polybius producía unos supuestos efectos y sensaciones extrañas en los jugadores, según nos cuentan los que experimentaron el título.

Las reacciones no eran siempre las mismas, ya que se constataron diversos síntomas. El principal y quizá el más preocupante debido a su probabilidad, fue la epilepsia. Los creadores de Tempest ya habían tenido quejas sobre los gráficos del título, debido a que jóvenes epilépticos podían verse afectados por los destellos lumínicos. Polybius utilizaba una fórmula parecida, así que parece razonable que alguien pudiese sufrir algún tipo de ataque al exponerse a la recreativa.

Otras reacciones más inverosímiles y paranormales relacionan al juego con un supuesto odio creciente. Según la leyenda, los jugadores de Polybius se sentían atraídos por la máquina y su funcionamiento. Sin embargo declaran que cuanto más jugaban, más odiaban el título y menos ganas tenían de repetir en ella (o incluso a otros juegos, llegando a odiar completamente los videojuegos). Otros también vinculan la amnesia con Polybius, asegurando que olvidaban el funcionamiento y la mecánica de la recreativa a medida que pasaban más tiempo jugando con ella. También se citan frecuentemente las pesadillas que sufrían los jóvenes, particularidades como el insomnio, la narcolepsia, el sonambulismo, o simplemente el hecho de “sentirse raros”.

Los casos más extraños y extremistas citan que el juego inducía al suicidio.

Parece que Polybius podría terminar siendo investigada al cabo de un tiempo debido a sus particularidades innatas. Pero no fue así.

Tan solo un mes después de su distribución, un chico de 13 años murió por un ataque epiléptico, supuestamente provocado por la recreativa en cuestión.

Todo esto provocó la retirada de todas las máquinas Polybius de los salones recreativos. Incluso se comenta que los operarios que se llevaron las máquinas eran los mismos hombres de negro citados previamente. Siendo así o no, de esta forma termina una de las leyendas urbanas más conocidas, si no la más conocida, de la historia de los videojuegos.

Posteriormente, los aficionados a Polybius crearon juegos que intentaron acercarse a la experiencia original. Sin embargo, la mayor parte de ellos se basan en gráficos y mecanismos que ni siquiera estaban presentes en la época o incluyen aspectos ficticios que no encajan totalmente con las declaraciones tomadas hasta la fecha.

Inquietante ¿verdad?

Nos vemos.

Anuncios

8 Responses to Viernes histórico Vol.2

  1. oorlo dice:

    Menuda historia s:
    Es la primera vez en mi vida que tengo noticias de la existencia de esa leyenda (también es verdad que yo oy de los tiempos post-recreativas… cuando salió el Polybius, me quedaba casi una década para nacer xD), pero es como mínimo, curiosa.

    A saber cuánto es verdad, cuanto es autosugestion, y cuanto es mito directamente…

    (Por cierto, la imagen ha petao por los rollos del hotlinking…)

  2. Hoskar dice:

    Ya conocía la historia. Es ciertamente curiosa.

  3. Sanzai dice:

    Yo tambien la habia oido, pero no recordaba el nombre de la maquina. Es una historia un tanto, digamos que extraña, por calificarla de alguna forma. Esperemos que realmente sea un mito, porque si no, no quiero saber que mas han podido hacer con los actuales juegos ¿verdad? xD

  4. Trent dice:

    Copón, lo que aprende uno, no tenía ni idea.

    Investigando un poco acerca del tema me ha hecho excesiva gracia una imagen de la Polybius en los Simpsons xD… así como las recreaciones con hombres de negro y sombrero misterioso al lado de la máquina en cuestión.

    Muy curioso…

    Un saludo!

  5. John Wheel dice:

    Con todas las leyendas que circulan acerca de la máquina es difícil saber si llego a existir siquiera un videojuego llamado Polybius. Con el tiempo lo que me resulta más curioso es la gente que intenta diseñar un juego que provoque todos esos efectos. Debe ser masoquismo o algo.

  6. Andore dice:

    Si, ya habia oído hablar de ella. Seguro que existió, ahora, que sea verdad toda al leyenda sobre polybius, eso ya lo pongo en duda, pero tampoco lo niego… nunca se sabe.

  7. Marja dice:

    Vaya, yo tampoco tenía ni idea. Es como la historia de la peli maldita esa (La Fin Absolue Du Monde), pero en videojuego. Mancantao.

  8. Yo leí hace poco por primera vez acerca de Polybius, y la verdad es que me pareció bastante sobrecogedor…
    Especialmente algo que decían, que podía escucharse la voz de una mujer gimiendo “¿Por qué me haces daño?” :S

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: