Jueves de reflexión Vol. 5

malodecepcionante

Hola pandilla de cuatro ojos.

Si os cito expresiones como “¿ya está?”; “pero esto, ¿qué es?” o “tanto tiempo para esto”, posiblemente os recuerde a vuestra vida sexual, pero hoy vengo a hablaros de una cosa totalmente distinta.  Una cosa que lamentablemente hemos sufrido todos alguna vez a lo largo de nuestra respetable vida como gamer: LOS JEFES FINALES DECEPCIONANTES!!!!

Aspecto ridículo, extrema facilidad, poderes absurdos o simplemente falta de carisma. Estos son algunas de las muchas razones por las que podemos arrepentirnos de haber jugado al título en cuestión después de ver lo que nos está esperando al final de nuestra aventura.

Pongamos unos ejemplos, pero con cuidado, que hay más spoilers que en una concentración tuning:

Fontaine (Bioshock): Después de sumergirnos en la magnífica Rapture y disfrutar de una de las mejores ambientaciones que podemos ver hoy en día en un videojuego (una ucronía del año 1960, una ciudad sumergida en el mar, varios elementos steampunk), llegamos al malo final y, ¿qué nos encontramos? un tío sin carisma, dopado hasta las cejas y que parece que se ha escapado de cualquier cómic de Marvel. Mal, muy mal.

Diablo (Diablo 2): Tras matar a chorrotropocientos bichos, esqueletos, magos, gusanos, mini pigmeos hijos de puta, demonios, chamanes y demás calaña, nos metemos en el mismísmo infierno. Tenemos buenas armas, buena armadura, hemos vencidos bichos que imponían respeto como Duriel y otros impresionantes como Mephisto. Llegamos al final y nos encontramos con… ¡¡¡un perrillo!!! Yo que estaba nervioso de cojones os juro que cuando lo vi no pude evitar soltar una carcajada XD ¿pero qué es esto? Iba detrás de ti a cuatro patas y parecía que estaba esperando que le tirases un palo para ir a por él. Debería haber medido 2 metros más por lo menos.

Brumak inmulsionado (Gears of War 2): Cinematográficas impresionantes, mucha tensión, aparece un bicho super feo que se transforma en algo más grande y más super feo si cabe, la cosa promete.  Hasta que tomamos el control. Volando en un helicóptero alrededor del descomunal engendro, tenemos que dispararle con el martillo del alba ¡¡¡tres miseras veces!!! Joder, que así matábamos a las Berserkers y encima se movían, lo que hacía la tarea mucho más difícil. La cara de bobo que se te queda esperando “la segunda parte del malo final”, no tiene precio. Catacrocker.

Vladimir Lem (Max Payne 2): Te tiras media hora dando vueltas mientras no para de tirarte cócteles molotov, hasta que te das cuenta de que tienes que disparar a las sujeciones de la plataforma donde está nuestro querido traidor. Luego un par de tiros mal dados y ya está. Decepcionante venganza, Max.

Rhapthorne (Dragon Quest VIII): Malo gigantesco y jodidamente fuerte flotando en el cielo, todo lleno de nubes y rayos, nosotros a lomos de la Deidiave Empyrea (un ave majestuosamente grande) dispuestos a darlo todo para que la oscuridad no se extienda por el mundo. Todo sería perfecto si el final boss no fuese un demonio morado de 500 toneladas, con claras tendencias homosexuales y una raja del culo en medio de la barrigota. Señor Toriyama, ¡¡¡si hasta Pilaf intimidaba más!!! Menos mal que se arregló un poco con las pruebas dragovianas (maldito Dragón Supremo, algún día volveré).

Por hoy ya está bien, ya sabéis que me encanta que deis vuestra opinión y que aumentéis esta lista que humildemente he empezado. También me gusta la lasaña que hace mi colega Ore, pero el cabrón no quiere hacérmela.

Volveré la semana que viene con los malos finales más guachis y satisfactorios para mi persona.

Sed buenos.

Anuncios

6 Responses to Jueves de reflexión Vol. 5

  1. John Wheel dice:

    Me recuerda a cuando en el Baiten Kaitos tras combates contra jefes normales que te hacen sudar la gota gorda y que pueden alargarse más de una hora llegué al jefe final y me lo cargué a la primera y en dos turnos. Era más difícil matar a un fulano con armadura que a un dios antiguo resucitado, vivir para ver.

  2. Trent dice:

    Normalmente los jefes finales me suelen ser indiferentes, no es que me resulten imposibles o decepcionantes. La verdad es que hecho de menos el sufrir a lo bestia por pasarme un monstruo final chungo de narices.

    Ore, tio, hazle la lasaña a Gordi…

    Esperamos con ganas el post de los malosos guais.

    Un saludo!

  3. Darkjoul dice:

    Te ha faltado Yu Yevon, Final Fantasy X. No es que sea malo (que lo es), es que en esa batalla tú eres ¡INMORTAL! O.o

  4. Ka dice:

    Pues, si es por peleas finales fáciles o aburridas, recuerdo con cierto cariño extraño la pelea final contra Dark Gaia en Illusion of Time/Gaia para SNES…

    Joer, es que fue decepcionante, hasta la pareja de vampiros de a la mitad del juego eran más difíciles y frustrantes D:

  5. stryder_hide_ryu dice:

    jajaja ami me desepsiono muuucho el tipo de la ultima carrera de el nfsu2 y el nfsmw
    como que te lo pintaban en el juegos ulltra chungo y en el nfsu2 le saque casi una vuelta de ventaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: