Jueves de reflexión Vol.11

homer loco

Saludos, mis queridos amantes del onanismo.

Bienvenidos un jueves más a vuestra ración semanal de chorradas sin interés alguno. Hoy hablaremos de nuestras manías videojueguiles: esas acciones que repetimos juego tras juego y que pocas veces nos conducen a algo productivo.

Comencemos antes de que os aburra y volváis a ver porno:

Guardar partida: es mi mayor manía sin duda alguna, y si es guardado rápido, mejor que mejor. La sensación que me entra cuando me matan y tengo que repetir tooodo desde la última vez que grabé es horrible, por eso lo paso muy mal en los juegos que basan su avance en checkpoints. En un FPS, suelo darle al guardado rápido prácticamente después de matar a cada enemigo. Tengo partidas guardadas que entre ellas sólo existen unos pocos segundos. Y no bromeo.

Cargar el arma: este mal vicio acostumbra a venir acompañado con el anterior. La secuencia suele ser la siguiente: matar enemigo, recargar arma, grabar partida.

Explorar el escenario: esta es la única manía que en alguna ocasión te da alguna sorpresa. En los RPGs es muy común explorar hasta la más recóndita cueva de la isla más jodidamente lejana, pero yo aplico esta obsesión a cualquier género. Ya puede haber una X en un mapa indicándome que el camino correcto es el A, que yo antes tengo que pasar por el B, C, D, E y… ¿cuál venía después? En fin, da igual…

Mirar cadáveres: no me miréis así, que no lo hago por morbo. Lo hago sobre todo en los alienígenas, para ver cómo son realmente, ya que cuando vienen a toda velocidad soltando babas, no te da mucho tiempo a ver lo realmente asquerosos que son.

Mover la cámara: normalmente para ver la cara que tiene el protagonista. Cuando de adolescente jugaba al Tomb Raider, no miraba la cara.

Proponerme mis propios retos: imaginaos que estáis en un FPS y de repente pensáis: “voy a disparar a ese tío en la cabeza, voy a recoger la granada que se le cae y con ella voy a cargarme a los cuatro soldados que hacen guardia”. Como se me meta en la cabeza alguna chorrada como la anteriormente mencionada, no paro hasta que no salga tal y como me he propuesto. No vale si al primer tío le doy en el cuello, o si mato a tres soldados con la granada, en vez de cuatro. O sale así, o no se avanza.

Buscar la perfección: esta manía es parecida a la anterior, pero está localizada en las sagas Phoenix Wright, Apollo Justice y Profesor Layton. Como expliqué en mi primera manía, estoy grabando cada dos por tres y gracias a ello, cuando cometo un error que me pueda quitar barra de vida o puntos, apago y cargo otra vez para hacerlo todo perfecto. Soy horrible, lo sé.

Intentar conseguir todos los logros: está claro que no siempre consigo los 1000 puntos (como mínimo) de cada juego, pero sí que lo intento. Al comprarme el nuevo ordenador, he dejado un poco de lado la Xbox 360, pero tarde o temprano volveré a engancharme a ellos.

Comprobar todas las físicas: disparando a un cadáver, chapoteando en el agua, disparando a los objetos del escenario, tirar cosas contra la pared. Es decir, hacer lo que últimamente parece que no está muy de moda antes de sacar un título: TESTEARLO.

Podría seguir durante segundos y segundos, pero creo que ya os va tocando el turno a vosotros, ¿no creéis?

¡Nos vemos en los bares!

Anuncios

9 Responses to Jueves de reflexión Vol.11

  1. Una manía mía es desinstalar el juego cuando me lo acabo. Cuando lo quiera volver a jugar, lo reinstalo, pero mientras que deje sitio para los demás.
    También intento olvidar una buena temporada los juegos que ya me he pasado, porque con la manía de poner ahora EXTRAS cuando te lo has ¿acabado? es para no parar.

  2. Elfangor dice:

    Dennis, lo primero no es una manía, es sentido común xDDDD

    Pues aparte del de mirar cadáveres, y un poco el de los objetivos(de vez en cuando sí, pero tampoco me obsesiono mucho xDDD), yo también tengo todas esas manías xDDDD Sobretodo el de guardar mucho, por eso me jodía uno de los Call of Duty a los que jugué, donde en una pantalla estuve media hora para tomar un puente y una torre, y entonces en la cima de la torre había una torreta y te atacaba un escuadrón de aviones que venían de todas partes. Sin guardar en ningún momento. Oh, cuantas veces me mataron ese día… xDDDDD

  3. Hoskar dice:

    Tengo TODAS esas manías de las que hablas. Excepto los logros, porque no tengo 360 ni PS3, pero si no seguramente la tendría. Me acuerdo de intentar sacar los puntos de habilidad en los Ratchet y Clank y tal.

  4. Vagueman dice:

    Me siento especialmente identificado con la explorar el mapa, los recorro al milimetro, tambien tengo la costumbre de comprobar muy a menudo si las paredes de color un poco diferente o cajas abandonadas se pueden romper (y sacar algo de ellas). Lo de los logros solo lo hago si sacas algo de ello como un traje diferente o ver el verdadero video final del juego, ¿porque habia que hacer el 200% del juego para eso, no se supone que 100% es ya todo el juego?

  5. Trent dice:

    Toooooodas las manías excepto la de los logros.

    En Portal tengo un guardado al principio del pasillo de GLAdOS, y otro al final del pasillo. Creo que son 6 segundos xD.

    La del arma, creo que te ha faltado matizar una cosa, que seguro que la haces como todo el mundo, pillín: Da igual que el cargador tenga 6 jodidas balas. En cuanto gasto la primera bala, recargo.

    La de los propios retos me pasaba sobre todo con el Splinter Cell Chaos Theory. Por narices, tenía que moverme así, o inutilizar al otro asá; etc…

    ¡Buen post! ¡Un saludo!

  6. John Wheel dice:

    El perfeccionismo me afecta con muchos juegos, pero sobre todo con los Fire Emblem y Pikmin 2. En los primeros si un personaje muere, se me pasa un objetivo secundario o huye algún enemigo que lleva un objeto encima tengo que empezar la misión de nuevo. Con el Pikmin 2 si uno de mis vegetales esclavos moría en las cuevas reseteaba la consola para recomenzar ese nivel de la mazmorra. También influía que si no lo hacía en las más largas tenía que enfrentarme a un jefazo que no cabe en pantalla con cinco pikmins mal contados.

  7. Trent dice:

    Es más, me atrevería a matizar un poco más quizá y decir que sobre todo me pasa en las recreativas: me tiro más tiempo apuntando al suelo y disparando al mismo para recargar, que metiendo balazos al enemigo.

    PD: Me mola más la imagen de Homer xD.

    Saludos.

  8. Marja dice:

    Jajaja, parece que comapartimos un montón.
    Yo además soy muy peliculero. Me encanta, según el juego, hacer las cosas a cámara lenta (sin que el juego tenga tiempo bala y esas historias), dar el último disparo in extremis (pegado y con la última bala… si fallas, estás fucked), desenfundar estilo cowboy (no puedo evitarlo, si hay revolver, usaré el revolver), o envainar dando la espalda…
    Vamos, que si por mi fuera, Mario llevaba las gafas de Blade.
    En los de estrategia sonará estúpido, pero me hago mi equipo. A veces creo un soldado de cada clase, les pongo nombres y los monto en un transporte. Son el puto equipo A. Y hasta que no hago una escabechina buena con ellos no mando a los tankes XD.

    Saludetes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: