Padres y Videojuegos

Hola gente.

Como interesado en el tema que trata este mismo blog, normalmente me paseo por bastantes páginas webs que versan sobre videojuegos y que lo enfocan desde diferentes puntos de vista.

Existe un grupo de cuatro personajes que manejan un programa que se llama 4 Player Podcast. Debaten, opinan, bromean sobre videojuegos y ante todo vician todos los días un par de horas. Su programa se emite cada noche y poco a poco han ido pillando fama gracias al humor que le echan al asunto.

Hace poco leía en su blog algunas entradas antiguas y encontré una muy interesante y en la cual coincidía completamente. Podría intentar expresarlo a mi manera, pero creo que lo mejor es que traduzca literalmente el contenido de ese post, ya que vale su peso en oro. El autor del mismo es Travis Granger y en él hablaba sobre el ejercicio de ser padre y la compatibilidad con los videojuegos. Vamos allá:

“Creo que todo el mundo se ha dado cuenta de que los niños son realmente impresionables. Cualquier cosa que hagas a su alrededor podrá forjar su visión y su opinión de la cosas, así como su personalidad y sus decisiones en un futuro. Así que, procurando evitar los errores en el crecimiento de nuestros hijos, intentamos echar mierda sobre los videojuegos, diciendo que arruinan la vida de los niños, o que quizá estos les afectarán negativamente.

Ahora ¿Qué ocurre con otro tipo de entretenimiento como los libros, la televisión, la música o los deportes? Todas estas cosas pueden utilizarse como herramientas para educar o compartir lazos con tu hijo. Leerle un libro antes de irse a la cama, ver con él Bob Esponja, enseñarle cosas de música, verlo en sus acontecimientos deportivos. Todo esto puede realizarse entre padres e hijos y dar resultados muy positivos. Además pueden realizarse igualmente aunque en ellas se den momentos de violencia, ideas molestas, etc. Quiero decir, en una serie de libros que más gusta “a los niños”, Harry Potter, ¡¡¡La gente muere!!! Y es aceptable, compartimos la experiencia con nuestros chicos y podemos explicarles cosas sobre la vida y la muerte.

Los videojuegos son otro mundo. Parece que la mayoría de los padres ignoran los beneficios que se pueden asociar a este tipo de entretenimiento. Si se usan correctamente, los videojuegos encierran tanta “energía positiva” como la que asociamos a los deportes, los libros o las películas. La única diferencia que veo es donde curiosamente encontramos la culpabilidad de los padres. Mientras que las películas son simplemente sentarse y ver, los libros sentarse y leer y la música sentarse y escuchar, los videojuegos requieren coger dos mandos y jugar mano a mano con tu hijo. Resulta cómico, los videojuegos pueden usarse para leer (RPG), para la música (Rock Band), para ser vistos evidentemente (Cualquier juego con gráficos apropiados) o incluso como herramienta para hacer ejercicio (Wii Fit, DDR). A pesar de esto, los padres siguen ignorando los beneficios y continúan forzando a sus hijos con otras opciones, en ocasiones poco apetecibles para el niño. Es fácil decir que los chicos deberían probar nuevas cosas, pero también es fácil decir que los padres deberían poner de su parte y explorar los gustos de los mismos. Un crío que encuentra la diversión en un juego no quiere sentirse obligado a practicar deporte con su padre, lo que quiere es que se siente a su lado y disfrute el juego como él. ¿Leer? No mamá, ven a doblar los personajes de Final Fantasy. ¿Qué? No quiero aprender a tocar la guitarra, prefiero que toques tú la guitarra y yo tocaré la batería en Rock Band. Seguramente ninguna de estas actividades equivaldrá a un deporte, a un libro o la música de verdad. Después de todo es un videojuego. Pero el niño no siempre quiere salir a jugar, o practicar algún instrumento. Un montón de padres fallan al no darse cuenta de esto. Lo que quieren es que su hijo ignore completamente los videojuegos, lo cual afecta de forma negativa al chaval. Haciendo caso omiso a una afición potencial, es muy fácil que el chico se sienta… no necesariamente no-querido, pero si equivocado por sus propias acciones y decisiones. Un niño no debería sentirse culpable por querer jugar a Crash Bandicoot, aunque si sus padres miran el juego con desdén, es probable que se sienta así.

Este es el plan para mi hijo.
Empezando a la edad de 6 años… Le entregaré una nueva consola por cada uno de sus cumpleaños.
Cuando cumpla seis, le daré mi Atari.
A los siete, mi Game Boy Color.
A los ocho, la Nintendo.
A los nueve, la Sega Genesis.
Y así sucesivamente. Mi hijo quizá termine odiando los videojuegos, o quizá ni le gusten. Pero eso será su propia decisión. No voy a quitárselos ni a actuar como si fueran a desviarlo de una vida normal. Voy a compartir todas las actividades con mi hijo. Me gusten o no, quiero intervenir en ellas. Lo haré. Voy a ser un buen padre. No uno que esté asustado por las nuevas tecnologías, o que esté pensando en salir a jugar fuera con su hijo continuamente.
Odio jugar al fútbol, pero maldita sea, jugaré si es lo que quiere mi hijo.
También pienso patearle el culo al Halo.”

Ojala muchos padres fueran así y ojala nosotros seamos así con nuestros hijos.

Un saludo.

Anuncios

7 Responses to Padres y Videojuegos

  1. g0rdinfl0w dice:

    1º ¿Te pareceo bonito hacer un post alabando a la competencia?

    2º Travis Granger es como un Dios para mi a parir de hoy. Hasta mañana a las 12:34 am.

  2. valerian32 dice:

    Me ha gustado este post especialmente. Quizá el haber tenido un sobrino reciente me ha hecho verlo con más sensibilidad de lo habitual.

    Un saludo y a seguir ^^

  3. Leguim dice:

    Mi padre es algo asi… Solo que soy yo el que le patearia al Halo si se atreviera a jugar XD

    Pero en serio, ojala esa actitud se extienda. Lo que yo digo: ¿Por que regalarle consolas antiguas? Que se reiran de él…

  4. Trent dice:

    Cuanta razón y sabiduría juntas, de verdad…

  5. Neyebur dice:

    Tal y como dicen, los videojuegos tienen un lado bueno que muy poca gente conoce

  6. Curiosamente mi padre hace años se atormentaba con los videojuegos y, hoy en día, ahora que mi hermana tiene una hija y ella (mi hermana) ha expesado claramente que no quiere una Wii porque la ve como una “moda pasada para críos” (se nota que no ha visto el MadWorld) mi padre quiere regalarle una para que jueguen ella, mi cuñao y mi sobrina, y soy yo el que le dice que no se la regale porque mi hermana no la quiere y mi sobrina es demasiado pequeña para jugar (dos años, y no sabe seguir la carretera en el Mario Kart Wii, que ya lo probé). Además, otro miedo que tengo es que mi hermana, siguiendo el consejo de su cuñada (que para mí es un tanto idiota, pero no se lo digáis a nadie), piratee la Wii, esta pete por haberla pirateado y luego, encima, se queje y eche pestes contra Nintendo, cuando debería echarlas sobre ella misma y su cuñada por gilipollas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: