Jueves de reflexión Vol. 47

junio 17, 2010

Saludos, amigos de los amigos.

¿Qué os ha parecido el E3 de este año?

A mi Microsoft me ha decepcionado bastante y se van a comer un mojón con el Kinect ese, Nintendo sigue marcando el camino a seguir con su Nintendo 3DS (lo que va a vender esto, madre mía) y Sony tira de su chupachups y sus exclusividades ahora en 3D.

Poquitas cosas se pueden reseñar en lo que ha sido uno de los E3 más sosos de los que recuerdo, pero tampoco quiero extenderme mucho ya que sé de buena mano que muy pronto nuestro amigo Mr. X (sí, sigue vivo) hará un artículo al respecto.

Y todos sabemos lo mucho que le gusta escribir a este señor.

¡Nos vemos la semana que viene!

Anuncios

Nuevas tecnologías

marzo 19, 2010

Hoy me gustaría hablar un poco de las tecnologías que se avecinan. Han sido anunciadas hace ya meses, pero algunos siguen esperándolas como la revolución del ocio electrónico.

Natal, Move y otras chorradas.

La presentación oficial por parte de Sony del tema Move estuvo marcada claramente por demos cutres de minijuegos estúpidos. ¿Alguien esperaba otra cosa? Para muchos ha sido una decepción, otros claman que hay que seguir esperando y que todo es un prototipo y los juegos revolucionarios y flipantes llegarán a su hora.

Desde mi punto de vista Move será Wii 2. Un artefacto con el que los niños y los adultos con 10 minutos libres al día podrán divertirse un rato. Saldrán un par de juegos buenos y el resto serán pasto del público casual.

A esperas de lo que enseñe Natal, creo que no sería descabellado imaginar el futuro de estos periféricos. ¿Mi predicción? Tanto la apuesta de Microsoft como la de Sony quedarán en anécdotas que olvidaremos al cabo de unos meses. Supongo que la prensa les prestará una atención exquisita durante años, esperando que despierten todo su potencial inexistente.

Creo que serán un batacazo ¿Y en que me baso? Pues en que es tecnología obsoleta, arreglos de una baza que Nintendo ya explotó con su última consola de sobremesa. Si tengo que arriesgar, creo que en los próximos años habrá una migración importante de Wii a otras plataformas, debido a que el público se está empezando a cansar de tanto sensor de movimiento y tanto juego insulso que poco o nada aprovecha la capacidad de la consola.

Microsoft y Sony llegan tarde a recoger las migas que ha dejado Nintendo. Muchos pensarán que Natal o Move cambiarán la industria y el público enloquecerá con su salida, pero sin un catálogo que explote esa tecnología, será un completo fracaso.

Para pintar las cosas peor, el hype que se está generando es aplastante, teniendo en cuenta que faltan meses para la salida de cada uno. El chasco está prácticamente asegurado salga como salga el asunto.

Algunos que llegan tarde, pero otros que llegan muy temprano. Determinadas empresas y compañías empiezan a plantearse la idea de desarrollar y ofrecer las tan cacareadas 3D reales. Sea como sea, con gafas, sin gafas, con teles de mil quinientos mortadelos o mediante hipnosis, tengo que decir que se están adelantando.

Aun no estamos preparados para todo este asunto de las 3D, y no me preguntéis a que es debido. Supongo que por un tiempo seguiremos prefiriendo nuestro entretenimiento planito y bidimensional. Ese entorno futurista que nos quieren vender aun nos suena a chino y lo miramos desde la lejanía, desconfiados. Quizá estos últimos años la industria ha investigado en muchos aspectos, se han roto algunas barreras, hemos conocido nuevos formatos, nuevas formas de jugar… creo que de momento es suficiente.

¿Si tuviese que encuadrar las 3D reales en un espacio temporal? Supongo que en la próxima generación ya podremos dar el salto. Pero espero que sea bien tarde.

Saludos.


Sábado Iracundo Vol. 4

noviembre 28, 2009

La vida de Rojo se ha vuelto más emocionante últimamente. Ha conseguido su primer Pokémon, ha empezado a recorrer el mundo y a cambiar la vida de sus compatriotas. Y luego está lo de Gary Oak.

Gary. Motherfucking. Oak.

Su infamia ha traspasado las fronteras del mundo del videojuego y lo han convertido en mème, tal es su poder destructivo. Gary Oak, el patán irredimible, Dios le perdone por ser tan odioso. Nuestro primer encuentro con él es nada más empezar el juego, nos encontramos con que su abuelo, quien ni siquiera quiere recordar su nombre, nos explica que es nuestro rival. Tras conseguir nuestro Pokémon, él escogerá otro que venza al nuestro (si escoges fuego, él escoge agua, etc.), irremediablemente. Primera razón para entrar en cólera gracias al mocoso.

¿Cansado tras la batalla en ese gimnasio? Seguro que sí, con tres Pokémon inconscientes, uno dormido y otros dos moribundos. Pero no pasa nada, a Gary Oak le da igual todo eso, así de macho es él.

¿Quieres vencer al Team Rocket y quedar como un héroe? Ya vendrá él a robarte los titulares del Kanto Journal (O como se llame) y a hacerse pasar por héroe, que nunca está de menos.

En conclusión, Gary Oak es como los escolares de Física o Química, y si alguien cree que es inofensivo, que piense en Pokémon Oro y Plata, donde Gary es líder de gimnasio y Rojo vive solo en una cueva. Al menos Rojo escapó de esa plaga.


Sábado Iracundo Vol. 3

noviembre 21, 2009

Todos tenemos nuestra plataforma favorita a la hora de jugar. Algunos son fans de Microsoft, otros de Sony, otros de Nintendo y otros cuantos del PC. Aunque tengo predilección por la Xbox y el ordenador, siento cierta empatía con una comunidad de sufridores: los fans acérrimos de Nintendo, los hinchas del Atleti del mundo videojueguil.

¿Quiénes saben más de ataques de ira que los nintenderos? ¿Quiénes han sido abandonados más veces y de manera más ruin por la compañía, segundas compañías y demás jefazos de nivel del mundo empresarial? La cosa que hoy es objetivo de mi ira es la poca cantidad de juegos decentes que las nuevas consolas de Nintendo ofrecen.

¿A qué se debe esto? Aunque existen juegos adictivos y de calidad como Phoenix Wright, Elite Beat Force o The Minish Cap, los juegos creados sin esfuerzo, de mecánica burda, siguen siendo el grueso del catálogo de la DS o la Wii. El hecho de que la demografía a la que dirigen ahora la campaña sea distinta no significa que los consumidores sean tontos.

Por el amor de Batman, sé que hacer dinero rápido es lo que importa a los hombres de negocios, pero como Microsoft ha demostrado, se pueden hacer juegos de calidad, divertidos (incluso simples, como el Bazar demuestra) y que sean superventas.

Ahora, si no os importa, me voy a echar un Wario Ware. ¡A mandar!


Jueves de reflexión Vol.2

julio 30, 2009

jugandodemoplay

Beber garrafón, sacar un disco, las adolescentes, aprobar la E.S.O… son todos claros ejemplos de cómo la sociedad nos pone las cosas cada vez más fáciles. Una sociedad en donde se aboga por el bienestar y la comodidad, invitando al individuo a no esforzarse más que lo justo envolviéndole en la más profunda desidia.

Todas estas bonitas palabras de reflexión unidas a la innata necesidad del ser humano de acumular más y más dinero, darán a luz uno de los mayores lastres que vamos a tener que sufrir en el mundo del ocio electrónico: Demo Play.

Para los más despistados, Demo Play es una de las últimas ideas que ha tenido nuestra querida Nintendo. Una patente cuya idea es hacer que el juego se pase él solito con tan sólo dar un botón. Si alguna parte de la fase se nos complica un poco, no hay problema, le damos al maravilloso botón y nuestro héroe saltará, golpeará y resolverá puzles por nosotros, hasta que nosotros decidamos volver a tomar el control (si es que lo decidimos).

La pregunta es: ¿qué nos está pasando? Antes en los videojuegos te enfrentabas a retos y situaciones que ponían a prueba tus habilidades tanto manuales como mentales. La satisfacción que te daba vencer a un enemigo o pasarte una pantalla que te había costado sudor y lágrimas, era una sensación muy próxima al orgasmo. Si le quitamos la emoción y el desafío, ¿con qué nos quedamos? ¿con una película? ¿alguien dijo Metal Gear Solid 4 The Guns Of The Patriots? No seáis malos XD.

Muchos dirán que no pasa nada si es sólo opcional, pero para mí es un insulto a todo gamer decente que se precie. No me importaría, sin embargo, si se tratase de una opción que se activase una vez pasado el juego de forma tradicional, para poder ver si la máquina lo hace igual que tú o no, y poder contrastar y descubrir caminos o estrategias distintos.

Desde aquí propongo un boicot al “modo fácil”. No digo jugar todo en el modo más difícil, ya que puede estropear la experiencia del juego (si pones a un novato a jugar a cualquier Call Of Duty en modo veterano, tira el juego por la ventana antes del segundo checkpoint, por ejemplo), pero sí en modo normal. Luego si quieres más emoción le subes la dificultad, ¡pero nunca la bajéis amigos!

El próximo jueves estaré fuera de casa, pero aun así tendréis vuestra pequeña dosis de chorradas, respirad tranquilos XD.

Disfrutad del calorcito y recordad: El que vale, vale; y el que no, ¡¡¡que juegue a Los Sims!!!